Un armador de corsarios vigueses con influencias en la corte

Plano Vigo del siglo XVIII
Plano Vigo del siglo XVIII

A principios de marzo de 1797 el más rico empresario de Vigo le envía una carta al hombre más poderoso de España, solicitando que le permita poner su nombre a uno de sus barcos. Los protagonistas de esta historia son Buenaventura Marcó del Pont y Manuel Godoy.

EL TRASFONDO HISTÓRICO Y LOS PERSONAJES

En el año 1798, reinaba en España Carlos IV de Borbón, que había sucedido a su padre, Carlos III, en 1788.

Cinco años atrás, tras la ejecución en la guillotina del rey Luis XVI, el 21 de enero de 1793, España había declarado la guerra a Francia en protesta por el magnicidio del que era además pariente el monarca español. Durante la llamada Guerra de la Convención, tras unas primeras victorias españolas como la invasión del Rosellón, se vio que era difícil derrotar al poderoso ejército francés que pronto iba a acumular victoria tras victoria a lo largo de Europa.

Carlos IV de Borbón
Carlos IV de Borbón

El 22 de julio de 1795 se firmó en la localidad del mismo nombre el Tratado de Basilea entre la República Francesa y la Monarquía Española, con lo que se ponía fin a esta guerra que acabó resultando un desastre para nuestro país, tanto económica como territorialmente, pues las provincias vascas y el norte de Cataluña habían terminado ocupadas por las tropas francesas. Tras el acuerdo, Francia retiró sus soldados de la península pero España perdió la mitad de la isla de Santo Domingo a cambio.

El artífice de este tratado había sido Manuel Godoy por lo que recibió de los reyes el título de “Príncipe de la Paz”, algo que iba en contra de la tradición de la Monarquía Hispánica que sólo reconocía el título de príncipe al heredero al trono, en este caso al varón primogénito de los reyes, Fernando, Príncipe de Asturias, futuro rey Fernando VII.

Manuel Godoy, valido de Carlos IV
Manuel Godoy, valido de Carlos IV

Manuel Godoy y Álvarez de Faria ( 1767-1851 ) había nacido en el seno de una familia hidalga en Badajoz y tras varios cargos en el ejército y en el gobierno municipal de su ciudad llegó a la corte con una alta graduación militar en la Guardia de Corps. En 1792 es nombrado primer secretario de Estado o del Despacho, es decir, primer ministro o ministro universal, y ocupará el cargo de mayor poder en el reino, es decir el de valido de Carlos IV, hasta 1798, y nuevamente entre 1801 y 1808, cuando el rey pasa al exilio de Bayona, en Francia.

Tras la Paz de Basilea, Godoy olvida en un mes su antigua enemistad con el país vecino y firma el Tratado de San Ildelfonso el 18 de agosto de 1796, que le compromete, entre otras cosas, a enfrentarse con Inglaterra si fuera preciso en el contexto de las guerras revolucionarias francesas, con lo cual la eterna rival, que además no había sido consultada a la hora de firmar estos dos últimos tratados pasa de ser aliada de España a convertirse nuevamente en su enemiga.

Batalla San Vicente en un grabado antiguo
Batalla San Vicente en un grabado antiguo

El 14 de febrero de 1797 tiene lugar la Batalla del Cabo de San Vicente, frente al extremo occidental de la costa portuguesa del Algarve. La escuadra española, formada por casi 40 navíos, entre ellos el Santísima Trinidad, entonces el mayor buque de guerra del mundo con 136 cañones y el único con cuatro cubiertas de artillería, es sorprendida por un fuerte temporal, al tiempo que la flota inglesa, con 20 navíos intercepta y derrota a la escuadra española, a pesar de la inferioridad numérica.

Gran Bretaña era, desde el inicio de la Primera Convención que se había formado entre las principales monarquías europeas, el principal adversario de la Francia revolucionaria y además la tradicional enemiga de España con la que disputaba la hegemonía marítima y, concretamente, el comercio con América. Tras la derrota de San Vicente, los españoles consiguieron resistir ante los ataques ingleses al mando del almirante Horace Nelson, tanto en Puerto Rico, como en Cádiz o en Santa Cruz de Tenerife ( julio de 1797 ). En América sin embargo los británicos ocuparon la isla de Trinidad. Esto y las intrigas contra el favorito, atizadas por el propio Directorio, que abrió negociaciones de paz con Inglaterra sin contar con España, dieron su fruto, y Godoy tuvo que retirarse como primer secretario de Despacho (el 28 de marzo de 1798.

Retrato de Buenaventura Marcó del Pont
Retrato de Buenaventura Marcó del Pont

Buenaventura Marcó del Pont y Bori se había establecido en Vigo en el año 1758 y durante estos cuarenta años se había convertido en el empresario más poderoso de la ciudad. El Vigo de finales del siglo XVIII estaba empezando a crecer discretamente gracias a la actividad emprendida por varios catalanes, que como Marcó del Pont, se seguirían estableciendo en los siguientes años, los fomentadores. La pequeña villa seguía rodeada por sus murallas y contaba además con otros pequeños barrios extramuros, siendo el del Arenal el de mayor población y desarrollo económico, pues aquí se irían estableciendo la mayoría de los catalanes.

Una vista del Arenal y la villa de Vigo al fondo, en un grabado del siglo XIX.

Una vista del Arenal y la villa de Vigo al fondo, en un grabado del siglo XIX.

El catalán, ya adoptado por Vigo, que había iniciado sus negocios con la salazón del pescado, crea tras 40 años, la mayor red de negocios de la villa, a la que se suma una flota de barcos propios, con los que comerciaba con las colonias americanas. Y parte de esa flota la había dedicado además a la actividad corsaria, que era un negocio permitido y fomentado por el gobierno para tratar de hacer el mayor daño posible a Inglaterra y sus lineas comerciales. Así que aunque la mayor parte de la población viguesa de esta época se dedicaba a la pesca, hubo  también unos cuantos que pasaron a desarrollar un nuevo trabajo, el de corsarios a sueldo.

 
Una composición del Vigo de finales del XVIII realizada para un folleto de la Reconquista
Una composición del Vigo de finales del XVIII realizada para un folleto de la Reconquista

En la anterior campaña contra Inglaterra ( 1779 – 1783 ), siendo rey Carlos III, los barcos de Marcó del Pont habían capturado unas trece presas, entre naves inglesas y portuguesas, lo cual supuso una enorme fortuna de más de seis millones de reales de vellón.

En el momento en que se reinician las hostilidades contra Inglaterra, Marcó vuelve a armar barcos para el corso y los principales serán los siguientes:

  • El bergantín “ Santísimo Cristo de la Victoria “, con 10 cañones y 65 hombres de tripulación. Capturó cuatro naves enemigas,

  • El quechemarín “ Nuestra Señora del Carmen “, alias el “ Magnífico “, con ocho cañones y 40 hombres de tripulación, además de fusiles, pistolas, etc.

  • El patache “La Purísima Concepción “, alias “ El Galgo “, de 57 toneladas, 80 hombres de tripulación y seis cañones.

  • El bergantín “San Buenaventura,” alias “ El Príncipe de Asturias “, de 50 toneladas, 60 tripulantes y 14 cañones.

  • El bergantín “ Príncipe de la Paz “ ( al que se refieren las cartas ), de 200 toneladas, 150 hombres y 20 cañones.

A lo largo de las campañas corsarias se capturarán otras embarcaciones y existe también constancia de ellas en el Archivo General de Simancas:

  • El bergantín “ Rambler “, capturado cuando regresaba a Inglaterra de las pesca de ballenas.

  • La goleta “ Los Amigos “, que se dirigía de Lisboa a Londres.

  • La fragata “ Arjes “, los bergantines “ Hoppe Povle “, “ Octro “ y “ Mira “ que conducían carga de bacalao desde los bancos de Terranova a los puertos portugueses.

Los bergantines eran embarcaciones de dos palos, el el mayor y el trinquete, con su bauprés que llevaba además velas cuadradas. Aparecieron  en la segunda mitad del siglo XVII y se emplearon de forma generalizada hasta el XIX. La gran superficie de velamen que eran capaces de desplegar para su desplazamiento, que podía llegar hasta 600 toneladas, les conferían una gran rapidez y agilidad en la maniobra, con lo cual se emplearon para el tráfico de mercancías entre continentes. Pero también por sus especiales características de rapidez y ligereza fueron utilizados como buques corsarios debido a que su gran velocidad les permitía escapar de navíos y fragatas, bastante más pesados, y dar alcance a cualquier transporte.

Un bergantín con su aparejo de dos palos y vela trinquete cangreja
Bergantín con su aparejo de dos palos y vela trinquete cangreja

Sin embargo, algunos de los barcos de Buenaventura Marcó del Pont, como refiere el documento a continuación, terminaron hundidos o apresados por los ingleses. Pero parte de sus pérdidas fueron recompensadas por la Monarquía. En el caso de estas pérdidas de 1797, a Marcó del Pont se le concedió licencia para embarcar a las Indias grandes partidas de géneros como 15.000 quintales de bacalao, 100.000 docenas de cuchillos flamencos o un lote de 15.000 ollas de hierro de Burdeos. Y por supuesto  cumplió sus deseos de bautizar el bergantín de 20 cañones con el título del valido del rey.

El Consejo de Castilla informará favorablemente al monarca sobre estos permisos, alegando en defensa del vigués que “ Ninguno ha armado en esta guerra contra la Inglaterra tres corsarios, ninguno ha hecho tanto bien al pueblo de su residencia o vecindad como ha hecho Marcó a Vigo con la habilitación que solicitó y consiguió de su puerto, y donde, con una caridad discreta da ocupación a tantas gentes pobres y a tantos artesanos y sería de celebrar que le imitaren muchos y, con tal objetivo, merece un premio que sirva de estímulo a otros “ ( Archivo General de Simancas )

 LOS DOCUMENTOS

Los documentos que siguen a continuación se encuentran en el Archivo Histórico Nacional y están transcritos aquí para que se puedan leer mejor.

En el primero, Marcó del Pont, que ya por entonces era alcalde de Vigo ( regidor perpetuo ) le cuenta al valido real como ha perdido alguno de sus barcos. Y además culpa a Portugal de haber sido cómplice, como país siempre aliado de los ingleses, de dicho infortunio.

 

Carta del 4 de marzo de Buenaventura Marcó del Pont. Hoja primera
Carta del 4 de marzo de Buenaventura Marcó del Pont. Hoja primera
Carta del 4 de marzo de Buenaventura Marcó del Pont. Hoja segunda
Carta del 4 de marzo de Buenaventura Marcó del Pont. Hoja segunda
Carta del 4 de marzo de Buenaventura Marcó del Pont. Hoja tercera
Carta del 4 de marzo de Buenaventura Marcó del Pont. Hoja tercera

Sello cuarto. Quarenta maravedís, año de mil setecientos noventa y siete.

Buenaventura Marcó del Pont, Regidor Perpetuo de la Villa de Vigo, manifiesta a V.E que continuando a poner en práctica los deseos que siempre le han asistido de contribuir al vien del Estado y felicidad de la Monarquía, en la guerra última con la Nación Británica armó en este mismo Puerto dos Corsarios con el nombre, el uno del Atrevido, y el otro del Raio, sufriendo uno y otro algunos combates, con la felicidad de salir victoriosos, apresando trece Buques enemigos, de valor de mas de 6.000.000 de rr( reales ) Por cuyos echos premió la la vondad de nuestro Catholico Monarca al Capitán de dichos corsarios,  Dn Bernardo Pequeño, con una medalla de oro: Que luego que se declaró la actual Guerra a la misma Potencia, suspendiendo el giro que tiene en América el que representa, por haber logrado por si abilitar este Puerto para el comercio libre de ellas, armó otro Corsario con 10 Cañones, 12 Pedreros, y 64 hombres de tripulación con el nombre de Ssmo. Xpto. ( Santísimo Cristo ) de la Victoria, que puso vajo el mando y dirección del Capitán Dn. Juan Antonio Martínez, quien habiendo salido, el primero de este Rno ( Reino ) al mar, hizo cuatro presas que introdujo en este Puerto a los quince días de haber salido de el; las dos de ellas que navegaban con Patentes falsas Americanas, sorprendiéndose en una hasta dos en blanco con sus registros y mas Documentos, según V.E ( Vuestra Excelencia ) podrá reconocer de la que acompaña.

Continuando el mismo Capitán y Corsario en seguir su cruzero y el exponeme en abilitar otros dos mayores buques, para con mas eficacia y esfuerzo perseguir al Enemigo se bió acosado por un Buque Ingles de mayores fuerzas, decidiendo dicho Capitan, por no ser presa Inglesa, meterse en la Costa De Portugal, afianzado en que el Enemigo respetaría un territorio neutral, y hallaría en los Portugueses la acojida que se esperaría de una Potencia aliada y amiga: Pero fué tan contraria su suerte, que haviendo cometido el primero los mayores excesos, no solo se los apadrinaron los Portugueses, y contribuyeron a ello, sino que negaron a los nuestros todo socorro; les obligaron a abandonar el salvamento del Corsario y sus efectos, en que trabajaban, y les trataron con la ynhumanidad, ynominia e ynjurias que resulta del Testimonio de la justificación en su aberiguacion recivida, que tamvién acompaña. Estos procedimientos tan extraños e yrregulares aún en las Naciones mas barbaras, serían causa de que el que representa, ahogando sus deseos, se separase en continuar el armamento de los otros dos Buques a que le precisaría la necesidad de no encontrar gente que los tripulase, biendose precisados a mirar y tratar como amigos unos vecinos que en sus acogidas demuestran ser los mas crueles enemigos.

Pero el conocimiento que les asiste de los piadosos sentimientos de S. M, ( Su Majestad ) que la venignidad de N.E ( Nuestra Excelencia ) anuncia a todo el Rno. ( Reino ) no pueden dejar en olvido un agravio igual, por el que los Portugueses son responsables al costo del armamento de dicho Corsario y felicidades que ha perdido, como también a la satisfacción que exige el honor de la Nación Española, cuyos vasallos, en especial los de este Pueblo, mira ya desde entonces con horror a los de Portugal; Se resuelbe a a proponérselo a V.D ( Usted ) para que trasladándolo a S.M se sirva su Rl ( Real ) persona tomar las determinaciones que sean de su real agrado, y coadyuben a que el suplicante pueda lograr sus vibos deseos en manifestarse su mas fiel y leal Vasallo, como lo espera mediando la protección de V.E.

Vigo y Marzo 4 de 1797.

Exmo. Señor Buenaventura Marcó del Pont.

——————-

Catorce días más tarde, se vuelve a dirigir a Godoy para pedirle su beneplácito pues quiere ponerle a un nuevo barco corsario el nombre de “ Príncipe de la Paz “

Carta del 18 de marzo de Buenaventura Marcó del Pont.
Carta del 18 de marzo de Buenaventura Marcó del Pont.

Exmo. Señor.   El deseo de recuperar el honor de nuestra Bandera atropellada por la Inglesa en la costa de Portugal con el desamparo y mal trato que experimentó mi Corsario el Smo. Christo de la Victoria, según hice ber por el testimonio de la justificación recibida que tube el honor de dirixir a manos de V.E ; Me han mobido armar en Corso un Bergantín de 200 toneladas con 20 cañones y mas armas con 150 Hombres de Tripulación que pueda medir sus fuerzas con el Inglés el Quinfixer ( Queen Fixer ?, un barco ) sacando las ventajas del que ba esperanzado. Solo resta para maior satisfación lleve por maior recomendacion la protecion de V.E con su respetable nombre esperando que para ponerselo se sirva V.E concederme su permiso como rendidamente sello suplico pues con solo esta gracia me prometo el maior honor que deseo.  

Nuestro Señor conserbe la ymportante Vida de V.E los ms. ( mismos ) as ( años ) que puede y el bien dela Nacion amenester:  

Vigo y Marzo 18, de 1797.    

Exmo. Señor Buenaventura Marcó del Pont  

Exmo Señor Principe de la Paz  

——————-

Una semana después, es uno de sus hijos, Juan José ( Juan Joseph ), quien se dirige al poderoso ministro plenipotenciario para saber si ha recibido la carta de su padre. Está escrita en Aranjuez, cuyo palacio fue la residencia real favorita de Carlos IV, y por tanto residencia también de Godoy.

Carta del 24 de marzo de Juan Joseph Marcó del Pont.
Carta del 24 de marzo de Juan Joseph Marcó del Pont.

Don Juan Jsh ( Joseph ) Marcó del Pont, desea poner en manos de V.E unos papeles que pueden interesar al Govierno, los que le remitió su padre Dn Buenaventura Marcó del Comercio del Puerto de Vigo, y para verificarlo Sup.ca ( Suplica ) se digne ordenarle el día y rato oportuno en que a V.E. nosele siga perjuicio.  

Aranjuez, Marzo 24, de 1797.

Exmo. Señor L.L.M. de V.E. su mas humilde y atento Serv.or ( servidor ) Juan Jsh Marcó del Pont  

Exmo Señor Principe de la Paz  

——————-

Y por último, el 30 de marzo, el mismo hijo insiste a Godoy en que les gustaría llamar al nuevo barco “ Príncipe de la Paz “ en su honor.

 
Carta del 30 de marzo de Juan Joseph Marcó del Pont.
Carta del 30 de marzo de Juan Joseph Marcó del Pont.

Exmo. Señor   En cumplimiento de lo que V.E. me ordena en su mui apreciable de hoy, acompaño la representación q.e ( que ) me dirigió mi padre p.a ( para ) poner en manos de V.E con un testimonio y mas documentos, haviendolo echo posteriori.te ( posteriormente ) dela carta q.e ( que ) tambien incluio. P.a ( para q.e ( que ) V.E. se digne permitirle nombrar a un nuebo Corsario el titulo de V.E.,  cuia Gra  ( Gracia ) espera con ansia p.a ( para ) hacerlo salir ala mar, por tenerlo ya listo, en solicitud del enemigo.  

Aranjz. ( Aranjuez ), Marzo 30, de 1797.  

Exmo. Señor L.L.M. de V.E. su mas humilde y atento serv or ( servidor ) Juan Jsh Marcó del Pont  

Exmo Señor Principe de la Paz

———-

Eduardo Galovart. Junio 2014.

———-

Bibliografía:
. Puerto de Vigo. Historias del Puerto. Vigo y el Mar. 1997.
. José María Álvarez Blázquez. La ciudad y los días. . Wikipedia. 
. Vigo en su Historia. Caja de Ahorros Municipal de Vigo. 1980.
. Wikipedia.
Biografía de Carlos IV
Biografía de Manuel Godoy.
———-
Agradecimientos:
. Juan Marcet Miramontes, autor de las fotografías de todos los documentos del Archivo Histórico Nacional y estudioso de la figura de Buenaventura Marcó del Pont.

19 Respuestas a “Un armador de corsarios vigueses con influencias en la corte

  1. Eduardo, esto es genial. Y que gracia, estoy metida hasta las cejas en la investigacion para un articulo sobre una autora de fines del XVIII que implica a varios de los protagonistas en este blog (Godoy, Carlos IV, la politica anti/pro/antifrancesa etc.). Me ha encantado! Lo de imaginarme a los piratas gallegos al mando del Santisimo Cristo de la Victoria, es que me rechifla. Gracias por alegrarme el dia!

    Carmen

    ________________________________

  2. Cojonudo Edu, no conocia a este empresario, que además hacia el corso, mi anhelo secreto. Un trabajo excelente

  3. Mola lo de “Patentente de Corso”….. Hay descendientes de Marcó del Pont en Vigo hoy???
    Muy buena entrada. Sigue así, por favor.
    Gracias.

    • Casi seguro que en Vigo no hay descendientes directos. Sí hay en Argentina, donde se estableció uno de los hijos de Buenaventura Marcó. Muchas gracias. Me alegro de que te haya gustado.

  4. Resumen magnífico!! Podría ser un guión de una película de piratas. La historia con H, a veces nos puede sorprender, siempre documentando para no tergiversar. Me parece un magnífico trabajo, gracias por deleitarnos con el.

    • Muchas gracias Carmen. Te imaginas una película rodada en Vigo con el tema de los corsarios de fondo ? No estaría nada mal, la verdad. Me alegro de que te haya gustado. Un saludo.

  5. Buen día…! acabo de leer el artículo, buenísimo..!, gracias..! Descendientes de Don Buenaventura Marcó del Pont, somos miles…
    aquí en Argentina y desde aquí a Perú, luego en Méjico, Chile, etc. y, desde luego, en España. Saludos a los autores y a los lectores, desde Buenos Aires, Argentina. Jorge Francisco Casabal Marcó del Pont.

      • Buen diá..!, gustado es poco..!, me ha encantado…! Desde hace años tengo el propósito de visitar Vigo… pero, diversos motivos, todavía no me permitieron llegar… así que, por ahora, los visito desde aquí, haciéndome toda la ilusión… los que estamos aquí, venimos de allí. Saludos desde Buenos Aires.

      • Algún día podrá. A mí me ocurre lo mismo con un pueblo de Cataluña, San Fruitós del Bagés, de donde son originarios mis abuelos, bisabuelos, etc. Algún día …Saludos.

      • Gracias..!, Eduardo… mis respetos y los de nuestra familia.

  6. Como es que tenemos tantas calles con nombres de alcaldes pero NADA en Vigo recuerda a Marcó del Pont? Yo lo he conocido gracias a la novela de Pedro Feijoo, “Os fillos do lume” y la curiosidad me ha animado a seguir buscando. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s