Samil años 70

En esta foto de la playa de Samil, hecha en los años 70, se observa que ya estaba construido el hotel pero no existían apenas edificios en el resto de la zona. El arenal y las dunas llegaban hasta los pinos de la carretera, pero años después cambiaría completamente la imagen de la playa con la construcción de un paseo de obra.

A finales del siglo XIX, Vigo era una ciudad con una magnífica red de playas urbanas. Sin embargo, poco a poco, todo este tesoro natural fue perdiéndose víctima del progreso y el desarrollismo.

Las primera playa que desapareció fue la de San Francisco, en la zona de Picacho, presa de un relleno. Después, le siguieron las playas de San Sebastián, Coia y Guixar.

En 1916, la única playa urbana que había en Vigo era la del Areal, que posteriormente también desapareció. Fue por esa época en la que la playa de Samil comenzó a tomar cierto impulso. Hasta ese momento era una playa poco frecuentada por los vigueses.

La antigua playa del Arenal en 1920
La antigua playa del Arenal en 1920

Sin embargo, en 1915,  Julián Mogín, un empresario coruñés, viendo el potencial que tenía la playa, solicitó que la playa se comunicara por tranvía. Además, proponía también la construcción de una plaza de toros en el itinerario del tranvía a la playa.

A finales de 1923 y principios de 1924, en su propuesta de ordenación de Vigo,  Antonio Palacios publicó tres artículos donde proponía urbanizar la zona y crear una ciudad turística con casino, hoteles, club naútico, etc. Una zona de la playa estaba proyectada como ciudad jardín y la otra con edificaciones en altura pero el proyecto no siguió adelante.

Proyecto de Anotonio Palacios para Samil en 1923

Proyecto de Anotonio Palacios para Samil en 1923

En 1928 el diario El Pueblo Gallego defendió una campaña en la que se instaba a prolongar la carretera que unía Vigo con el matadero de Alcabre. Esta prolongación se hizo realidad años después con una complicada carretera por donde transitaba el tranvía.

En julio de 1963 se expone en la Caja de Ahorros Municipal de Vigo una maqueta en la que se presenta como será el futuro Polígono de Coia,  que con arreglo al plan general de ordenación y en virtud del proyecto de los arquitectos Fernando Gallego Fernández, Agustín Pérez Bellas y Desiderio Pernas Martínez, aportará próximamente un buen número de viviendas a la urbe, en una zona de gran porvenir. De Las Traviesas, desde donde existían las cocheras de tranvías, arrancaría la gran avenida a Samil, a cuyos lados se edificará el Polígono. Esto supondrá, en 1969 el gran enlace de la playa con el centro de la ciudad.

Mi madre y mi tía en 1942 con Samil al fondo completamente salvaje
Mi madre y mi tía en 1942 con un Samil al fondo completamente salvaje

En 1967 se rellena Samil, al la altura de la desembocadura del Lagares, cerrándose con un muro el terreno donde años después se harán el campo de fútbol y las instalaciones deportivas municipales. En 1968, con la presencia del alcalde Rafael J. Portanet y el ministro de Información y Turismo, Manuel Fraga Iribarne, se inaugura el hotel Samil, con 4 estrellas de categoría.

Samil y desembocadura del Lagares a principios de los años 60
Samil y desembocadura del Lagares a principios de los años 60

Ese mismo año, Rafael Portanet ordenó la construcción en Samil de un paseo, dos aparcamientos, restaurantes, vestuarios y una zona ajardinada, dentro de un plan de ordenación encargado al arquitecto madrileño Emilio Garrido.Este plan fue muy controvertido. Muchas gente lo rechazaba, e incluso, el 16 de octubre de 1970, un grupo de personas influyentes hizo público un manifiesto en el que llamaban a Vigo a la defensa de Samil. «Basta contemplar la mole de cemento…para calcular las consecuencias tan dañosas como irreparables», decían personajes tan influyentes como Valentín Paz-Andrade, los Álvarez Blázquez o Eduardo Blanco Amor. Este manifiesto animó a muchos vigueses anónimos a secundar la protesta que, como era de esperar entonces, no impidió que los trabajos siguiesen su lento desarrollo.«Con esto pretendemos acabar con la anarquía que reina en la zona de Samil, repleta de chabolas inmundas», fue la respuesta de Portanet en un pleno municipal en enero de 1970. En mayo de ese mismo año, Samil dejó de ser una playa salvaje cuyas dunas llegaban hasta el interior de la parroquia de San Paio de Navia, para convertirse en una playa urbana llena de cemento.

El alcalde Portanet estuvo en la alcaldía hasta 1970. Su sucesor, Antonio Ramilo, también siguió adelante con el proyecto. La única concesión que hizo fue la de retranquear el muro un metro hacia el interior. Las obras finales del paseo de piedra terminaron en mayo de 1972.

Samil en 1970 con la urbanización de la Foz ya construida.
Samil en 1970 con la urbanización de la Foz ya construida.

Durante los años 80, siendo alcalde de Vigo Manuel Soto, tuvo lugar la mayor remodelación de todo el entorno de la playa. Se construyeron varios restaurantes, zonas de merenderos, lagos y piscinas, columpios y hasta un tobogán acuático. Se amplió la zona de aparcamiento y Samil empezó a llenarse de autobuses, que procedentes en su gran mayoría del vecino Portugal o de localidades pontevedresas y orensanas del interior acercaban el arenal vigués a cientos de personas que venían a disfrutar de un día de sol.

Desde la construcción del paseo, la playa ha ido perdiendo arenal año tras año. Ése es el motivo por el que en el gobierno de Lois Castrillo se propuso el derribo del muro y todos los establecimientos de ocio para regenerar la playa y recuperar las dunas. La primera idea deCastrillo, en 2001, era la de incluir en el Plan General el derribo o retranqueo del muro.

Sin embargo, esta iniciativa no tuvo mucho calado. Cuatro años después, con Corina Porro en la alcaldía, se retomó el tema. Mediante el Plan General, se propuso eliminar el actual paseo y convertir la avenida de Samil en un vial interno con un nuevo paseo. Hacia el interior se construiría otro vial de gran anchura para soportar el tráfico de vehículos.

Samil antes y ahora

Cuando llega Abel Caballero a la alcaldía se aprueba el Plan General, y dentro del mismo puede apreciarse que hay varios ámbitos relacionados con este proyecto. La idea esencialmente es la misma: eliminación del paseo y derribo de los establecimientos hosteleros y ampliación de la playa recuperando las dunas.

Pero el proyecto tiene un problema: las licencias de varios establecimientos hoteleros. Esto hace que el proyecto en Samil sea a largo plazo. El hotel Samil tiene concesión hasta 2016, el Jonathan hasta el 29 de agosto de 2016, el Camaleón hasta el 20 de diciembre de 2019 y el Di San Remo hasta el 20 de octubre de 2025.

Sin embargo sí que expira la licencia del antiguo restaurante las Dornas y en marzo de 2014 comienzan las obras para su derribo, con lo que en el inicio de la playa desde Alcabre se recuperará un trozo importante de jardines.

———-
Bibliografía
. Blog de Arquitectura y Urbanismo de Vigo.
. Hemeroteca digital Faro de Vigo. El gran porvenir de Samil visto por Antonio Palacios
. Hemeroteca digital Faro de Vigo. Palacios y su gran proyecto balneario para Samil.

3 Respuestas a “Samil años 70

  1. Me ha encantado conocer la historia más reciente de la playa de Samil.
    Al fin y al cabo mis padres se conocieron allí y mi hermano vive en esa misma zona.
    Una verdadera lástima la pérdida paulatina de ese Arenal. Esperemos que puedan empezar a recuperarla pronto.
    Un saludo

  2. Pingback: Charlando en torno al mar – O LECER·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s